Dicen que las segundas partes no son buenas... Quizá porque todavía no han visto Aliens.

Aliens, la secuela por la que nadie apostaba y que acabó encumbrada y consagrada en las mentes de los amantes del cine a lo largo y ancho del mundo.

¿Cómo pudo alcanzar un éxito semejante cuando todos pensaban que jamás podría igualar a la primera entrega: Alien: el octavo pasajero, de Ridley Scott? Para saberlo tendríamos que hablar con el director y guionista James Cameron. También con su equipo, compuesto por personalidades que gozaban tanto de una gran experiencia como de empezar en ese proyecto su carrera en el cine.


Un novato director…

Comenzando por James Cameron, en la época de los años 80, nos encontramos con un hombre joven, ambicioso, entusiasta, perfeccionista y… novato. Ahora es uno de los directores más destacados de nuestra época; pero lo cierto es que Aliens fue una de sus primeras películas como director. Siendo una secuela de una película tan valorada, no tenía nada a su favor. Incluso las primeras opiniones sobre el proyecto no le auguraban nada bueno. Si el público terminaba aceptando su película, sería gracias a la anterior película y su director; si la detestaban, toda la culpa sería suya.

Tampoco sería un camino fácil para el resto del elenco y trabajadores. Gale Ann Hurd, la productora, se vio en la cruel tesitura de tener que demostrar su posición y que merecía tener ese trabajo casi cada día. Sigourney Weaver militaba en un grupo antiarmas y se dio de bruces con todo el armamento de la película cuando ya llevaban semanas de rodaje, algo que no dejaba de incomodarla… El equipo técnico se sentía en una situación límite, pues la sombra de la primera entrega de la saga jugaba con los sentimientos de un set que tenía sus propias reglas y de un director extranjero y demasiado joven.

Numerosos retos que superar

Stan Winston y su equipo de realización artística tampoco lo tuvieron fácil. Se enfrentaron a numerosos retos en la creación de marionetas y durante el trabajo en las icónicas naves y vehículos, todo ello aderezado con las críticas de un director perfeccionista. Pero, gracias a ello, la producción pasó de película de género a un clásico en toda regla. Y a la película de culto para los amantes de la ciencia ficción que hoy conocemos.

A pesar de las dificultades a las que se enfrentaron James Cameron y Hurd para que les tomaran en serio y los conflictos entre el director y el equipo técnico, la acción despiadada de Aliens y sus inolvidables personajes ayudaron a que consolidase su lugar como clásico indiscutible del cine de los años ochenta.

Hace más de 30 años desde que “Aliens” vio la luz

Parece increíble que hayan pasado más de treinta años desde que vio la luz. Sigue inspirando a cineastas, guionistas, autores y fans en todo el mundo, entusiasmados por descubrir aspectos nuevos de la historia, los personajes, el rodaje, los efectos especiales y las ideas de James Cameron.

¿Qué relación hay entre Conan, Terminator, Rambo o Star Wars y Star Troopers con la cinta? ¿Cuánto cambió el tratamiento y la primera versión del guión original con respecto a lo que finalmente pudimos ver en la pantalla grande? ¿Hasta qué punto estuvo influida toda la película por la guerra de Vietnam? ¿Cómo era en realidad trabajar con James Cameron? ¿Cómo llegaron a ser elegidos los actores para los papeles de marines que acompañan a Ripley para acabar con los aliens? ¿Cuál es su relación en la actualidad?

Contenido inédito

Las conversaciones que el autor mantuvo con el reparto y el equipo técnico, así como las reveladoras imágenes y los fascinantes dibujos conceptuales responden a estas y otras preguntas, a la vez que ilustran el viaje, no exento de incidentes, de la película, desde sus inicios como secuela que nadie quería hacer hasta su transformación en uno de los taquillazos con mayor recaudación de la década.

Así, The Making of Aliens, en un dinámico formato de entrevista, cuenta la historia completa de cómo Cameron y Hurd, junto con su talentoso equipo técnico y los miembros del reparto, llevaron a la heroína Ellen Ripley de vuelta a la gran pantalla y subieron la apuesta al introducir todo un ejército de aliens al que se enfrentaría. Un trabajo titánico, repleto de pequeñas historias que, si eres buen observador, podrás intuirlas una vez veas la película de nuevo.

Toda una experiencia novedosa para uno de los escenarios más valorados de los últimos 30 años.

Deja una respuesta

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver al catálogo