Sirbino Probetus, el destacado científico de la Naxum Space, ha logrado construir en su propia casa un portal para viajar a través del tiempo. Mientras lo prueba, llegará a lugares y épocas de lo más extasiantes, pero también peligrosos de una forma u otra. Entre estos destinos, Sirbi llegará a Toledo, ¡pero la del siglo XVI! ¿Cómo irá su viaje?

La ciudad de Toledo fue siempre un enclave importante para las distintas civilizaciones y pueblos que habitaron nuestra península a lo largo de los siglos. Desde los romanos, hasta el gran Reino Visigodo o la conquista musulmana y reconquista cristiana, Toledo estuvo considerada como un núcleo importante para el asentamiento, el comercio y el poder.

Por ello, se la conoce también como «la ciudad de las tres culturas» al ser una ciudad donde cristianos, musulmanes y judíos convivían y haber sido habitada y construida en el pasado por ellos, pero la expulsión de los judíos en 1492 por orden de los Reyes Católicos destruyó esto o »La ciudad imperial« por haber sido la ciudad elegida por Carlos I rey de España y V emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Debido a su importancia, fue además el núcleo de la expansión cultural y artística, por lo que en 1986 fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Dentro de sus impresionantes edificios, se encuentran aquellos de índole religiosa que se entremezclan entre arte mudéjar, gótico, barroco y mozárabe.

Esto lo tiene muy en cuenta Sirbi al transportarse a la Toledo del siglo XVI, y así lo explica para que su amigo dron R-26 (y los pequeños lectores) sepan más sobre esta obra de arte hecha ciudad.

En esa etapa de su viaje conocerá a dos grandes representantes del arte de la Edad Media en España: Juan de Borgoña y Enrique Egás.

Juan de Borgoña:

No se sabe mucho de él hasta que despuntó como un gran artista en la catedral de Toledo. Su habilidad recreó varios de los mejores frescos y pinturas murales de la Sala Capitular de la gran Catedral de Toledo.

También realizó las pinturas de la Capilla Mozárabe, encargadas por el propio Cisneros. El resto de sus trabajos fueron obras menores a lo largo parroquias e iglesias en Castilla y en la Universidad Complutense.

Con él, Sirbi tendrá un interesante encuentro que puede que nos desvele un poco más sobre su persona. Se encontrarán dentro de la Catedral, mientras Sirbi hace una visita a escondidas y se maravilla con las pinturas (todavía en proceso) y las decoraciones que se están elaborando en su interior. Entre las sombras, una figura, trabaja tristemente…

Enrique Egás:

Proveniente de una famosa familia de artesanos, responsables de haber introducido en Castilla el estilo gótico flamígero que imperaba en otros países europeos.

Trabajó en la Catedral de Santa María desde 1495, cuyo buen hacer le reportó prestigio y el reconocimiento necesario para que los propios Reyes Católicos requiriesen nuevamente sus servicios para la realización de otros edificios a lo largo del país: Hospital de los Reyes Católicos de Santiago, el Museo de Santa Cruz de Toledo y el Hospital Real de Granada. De hecho, es el responsable directo de que los hospitales, desde esa época, se construyesen de forma independiente, es decir, ya no se anexionaban y dependían de un monasterio o convento.

Asimismo, se compuso la separación de enfermos por sexo y gravedad a través de la estructura en cruz del propio edificio. En nuestra historia, será un pequeño héroe. Se encontrará con Sirbi junto a la catedral, peligrosa debido a los problemas que están generando las obras.

Aunque no se topa con él, la historia de Sirbi sí menciona a otro personaje ilustre de nuestra historia: el Cardenal Cisneros.

 

El Cardenal Cisneros:

Gonzalo Francisco  Jiménez de Cisneros (1436-1517), un religioso que reinó en Castilla en dos ocasiones, estuvo en prisión y fue canonizado. Sin duda, es una figura digna de estudio.

Promovió muchas obras públicas, reformas, arte... incluso, la identificación por un apellido fijo, pues hasta el momento las personas se identificaban por su lugar de procedencia, motes, oficios, etc.

Sus obras culturales van desde la fundación de una universidad en Alcalá de Henares, la Universidad Cisneriana, o la Biblia políglota.

Es uno de los personajes más ilustres y que más apoyaron la recuperación de la cultura.

Tanto los personajes como los detalles que aparecen en el capítulo de Somos Probetus dedicado a la Edad Media en España, están presentados de tal manera que aportan una valiosa información a los más pequeños de la casa a la vez que alimentan su curiosidad y sus deseos por investigar un poco más acerca de todo y todos con los que se encuentra nuestro protagonista.

Igualmente, sirve para recordar, completar y contextualizar de una forma impecable la ambientación que esperamos encontrar los mayores en una novela gráfica de ciencia-ficción.

Muy pronto, podremos saber más sobre “Somos: Probetus” y los viajes de Sirbi. ¡No te lo pierdas!

Deja una respuesta

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver al catálogo

    ¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

    Conseguirás grandes beneficios: descuentos y promociones exclusivas, información adicional de nuestros lanzamientos, sabrás todo acerca de nuestros eventos… ¡No te pierdas nada!

    Consigue descuentos y promociones exclusivas, información de lanzamientos, eventos… ¡No te pierdas nada!